Chiles en Nogada

0
65

En la historia culinaria se cree que fueron las madres agustinas del Convento de Santa Mónica, en Puebla, quienes en 1821 crearon los chiles en nogada en honor a Agustín de
Iturbide. Desde entonces este platillo es uno de los más representativos de México y mi preferido.

Los chiles en nogada son uno de los platillos más emblemáticos de México que solo se cocinan alrededor del mes de septiembre ya que ésta es la temporada de los chiles en nogada.

INGREDIENTES:

  • 8 a 10 chiles poblanos asados, sin piel.
  • Granos de granada al gusto.
  • Perejil picado finamente al gusto.
    Picadillo:
  • 1 cucharita aceite
  • ½ cebolla blanca picada finamente
  • 2 dientes de ajo picados finamente
  • 300 g carne molida de cerdo
  • 300 gr carne molida de res
  • 2 tomates o jitomates maduros en cubitos
  • 1 taza manzana pelada y en cuadritos
  • 1 pera pelada y en cuadritos
  • 1 durazno pelado y en cuadritos
  • ½ plátano macho en cuadritos
  • ¼ taza almendras rebanadas
  • ¼ taza piñón
  • ¼ taza uva pasa
  • 1 pizca canela molida
  • 1 pizca clavo de olor molido
  • 4 cucharadas perejil picado finamente
  • Sal y pimienta al gusto
    Nogada:
  • 1 taza leche tu favorita
  • 1 taza nuez pecana o Castilla
  • ½ taza queso de cabra 140 gr
  • 1 pizca de canela molida
  • 1 cucharita azúcar blanca
  • 1 chorrito de jerez opcional
  • Sal al gusto
    Capeado (4 chiles):
  • 3 huevos
  • ½ cucharita harina de trigo
    opcional
  • Harina la necesaria para cubrir los chiles

INSTRUCCIONES:

Nogada:
1. Coloca la nuez, leche, queso cabra, canela, azúcar y sal en la licuadora.
2. Licua hasta que tenga consistencia lisa y todo se haya incorporado muy bien. Si tienes y quieres agregar jerez agrega al gusto.
3. Sazona al gusto con sal – pimienta y reserva.

Chiles en nogada:
1. Asa los chiles en el fuego hasta que estén todos quemados. Colocar los poblanos en la estufa. Yo los coloco directamente en la hornilla para que el fuego vaya quemando la piel. Quema de todos los lados y envuelve en una bolsa de plástico para que suden y la
piel se desprenda.
2. Deja reposar unos 5-10 minutos y pasado el tiempo quita la piel y semillas con cuidado porque necesitamos que los chiles queden enteros. Puedes hacerlo con un cuchillo delgado o bien colocando el chile en un bowl o recipiente con agua y raspando la piel con los dedos.

Picadillo:
1. Calienta el aceite en un sartén grande. Saltea la cebolla picada, ajo y tomate a fuego medio alto unos 2 a 3 minutos.
2. Pasado el tiempo agrega la carne molida de res y cerdo. Cocina unos 5 minutos, mezclando de vez y rompiendo las bolitas o pedazos grandes de carne que se forman para que se cocine uniformemente.
3. Cuando la carne esté dorada agrega la manzana, pera y durazno. Cocina 3 a 4 minutos o hasta que la fruta se haya suavizado un poco.
4. Agrega por ultimo el plátano macho, pasas, almendras, piñones, canela molida y clavo. Sazona al gusto con sal y pimienta.
5. Mezcla bien, tapa la olla y cocina 5 minutos más.
6. Agrega el perejil picado, mezcla bien y retira del fuego.

Capear los chiles:
1. Si vas a capear todos los chiles entonces dobla la receta. En mi casa se sirven de las dos maneras por lo que no los capeo todos.
2. Rellena los chiles con el picadillo. Cierra bien y si no puedes hacerlo te puedes ayudar con un palillo de dientes (mondadientes), solo recuerda retirarlo antes de que vayas a
servirlo.
3. Separa los huevos. Bate las claras a punto de turrón (lo más fácil es usar la batidora de mano).
4. Una vez esponjadas agrega las yemas una por una hasta que todo esté incorporado.
5. Agrega la ½ cucharita de harina de trigo y mezcla muy bien, esto ayuda a que el capeado sea más firme.
6. Cubre los chiles con la harina y después pasa por el huevo. El aceite debe de estar caliente cuando estés haciendo este paso. Si tu aceite o sartén con aceite caliente no está listo no empieces a capearlos.
7. Coloca los chiles en el aceite caliente, vas a tener que hacerlos por tandas. Cubre las orillas del chile con el aceite caliente (con muchísimo cuidado para que no te salte y te
quemes). Esto ayuda a dorar las orillas del chile para poder voltearlo con más facilidad.
8. Cocina de los dos lados hasta que esté dorado y coloca en papel absorbente.

Chiles en nogada:
1. Coloca los chiles en el plato que lo vas a servir.
2. Cubre los chiles con la nogada y decora al gusto con la granada y el perejil picado finamente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here